La Maison Belle Époque, una experiencia.

La Maison Belle Époque, una experiencia.

La Maison Belle Époque, un lugar único donde se dan cita los principales nombres del Art Nouveau. Toda una experiencia.

Fue el hogar de Pierre-Nicolas Perrier y Adélaïde Jouët, pero hoy en día es mucho más que un lugar en el que vivir. En 1990 se transformó en un pequeño y encantador hotel. Gracias a Pierre Ernst, actual Presidente y Director de Perrier-Jouët, la Maison Belle Époque es una experiencia, un viaje al corazón de la belleza y la poesía del Art Nouveau. Fueron necesarios ocho años para llevar a cabo la adquisición y restauración del mobiliario y los objetos que adornan y decoran este espacio.

Un lugar donde reina el encanto, con más de doscientas obras únicas pertenecientes a los más célebres nombres del Art Nouveau, de Majorelle y Guimard a Lalique y Rodin. Una de las mayores colecciones del movimiento Art Nouveau, para una experiencia atemporal. Una iniciación a la belleza cuyas puertas puede abrir de manera excepcional.