Dos siglos de transmisión de conocimiento

Dos siglos de transmisión de conocimiento

En dos siglos, tan solo siete Chefs de Caves se han encargado de preservar los secretos de un estilo único.

Hervé Deschamps se convirtió en el séptimo Chef de Caves en 1993. Los diez años anteriores los pasó trabajando codo con codo con su predecesor, hasta alcanzar la maestría necesaria para dominar las sutilezas del estilo de la Maison y su tonalidad floral única. Como guardián de estos conocimientos ancestrales, es el encargado de perpetuar y cultivar tan preciado patrimonio, modelando, cincelando y tallando con la precisión de un artesano cada uno de los crus que participarán en el ensamblaje de sus creaciones.

A la hora de trabajar con la barrica, el Chef de Caves degusta y prueba la cosecha de todas las parcelas, una a una, hasta aislar los crus, convirtiendo así cada cuvée en un vino único que expresa toda la elegancia y finura características de la Maison Perrier-Jouët. «Me lanzo a la elaboración del ensamblaje de una sola vez, al igual que un artista cuyo flujo creativo se halla, de forma misteriosa, en perfecta sincronía con su intuición, sensibilidad y experiencia». Hervé Deschamps.