BELLE EPOQUE BLANC DE BLANCS 2004

Toda la pureza y autenticidad del 'terroir' de Perrier-Joüet.

belle epoque blanc de blancs 2004 bottle

Notas de elaboración del vino

La más pura expresión del estilo Perrier-Jouët

Una añada, una variedad de uva y un terroir: un champagne único.

El ensamblaje de esta excepcional cuvée es una obra maestra de la precisión. Las Chardonnay provienen exclusivamente de dos parcelas legendarias de nuestros viñedos —Bouron Leroi y Bouron du Midi— ubicadas en pleno corazón de la Côte des Blancs, en el terroir de Cramant. Situadas a media altura de la ladera sudeste de este excepcional Grand Cru, estas dos parcelas disfrutan de la exposición a los primeros rayos de sol que iluminan el alba, lo que provoca una maduración lenta y uniforme de la uva.

La cuvée Belle Epoque Blanc de Blancs 2004 es el resultado de un año de contrastes. Tras un frío invierno y una primavera con abundantes heladas, septiembre resultó caluroso y, para cuando llegó la hora de la vendimia, la uva había alcanzado un equilibrio perfecto entre azúcares y acidez.

Dosaje: 8 g/l. Envejecido durante un mínimo de ocho años en las bodegas de la Maison.

Adéntrese en los secretos de Perrier-Jouët y sus dos siglos de patrimonio

Notas de cata

Dulzura con un toque de armoniosa vivacidad.

Dulzura con un toque de armoniosa vivacidad.

Vista

Claro y luminoso. Opalino, con matices verdes y una mousse persistente.

Nariz

Aromas generosos a la par que delicados en nariz: flor de lila y frutas blancas jóvenes, entre las que destacan el melocotón y el pomelo. Las notas de naranja confitada, vainilla y nata aportan su sutil suntuosidad al bouquet.

Gusto

El ataque es fresco, picante y sugerente. En boca es tan delicado como dinámico, y su magnífico cuerpo seduce al paladar.

Lea las notas de cata de Perrier-Jouët Belle Epoque Blanc de Blancs 2004

Beauting: Las armonías
de Perrier-Jouët

La simplicidad de la perfección

Una excepcional cuvée que pinta un paisaje perfumado. Una delicadeza para maridar exclusivamente con los más refinados sabores.

 

En 1902, Émile Gallé creó una delicada espiral de anémonas que se grabaría en las más prestigiosas cuvées de champagne Perrier-Jouët. Desde entonces, la Maison ha permanecido fiel a su patrimonio artístico. De esa misma tradición nace Beauting: una visión de la gastronomía que une lo Bello con lo Bueno para transformar cada plato en una obra de arte en perfecta armonía con una cuvée. Una experiencia sensorial única, tanto visual como gustativa.

La generosidad y elegancia de este seductor vino combina a la perfección con el caviar y el marisco: langostinos, vieiras o langosta.

Descubra el Beauting de Perrier-Jouët Belle Epoque 2004

La opinión de los expertos

Pureza y autenticidad...

« This cuvée reveals all the purity and authenticity of the Perrier-Jouët terroir. »
Hervé Deschamps, Cellar Master