«El árbol cautivador» de Tord Boontje para Perrier-Jouët

«El árbol cautivador» de Tord Boontje para Perrier-Jouët

Un árbol cautivador que convierte el ritual del servicio en un momento mágico: un árbol de cuyos tallos florecen anémonas… y copas de champagne.

Estallido de brotes, un mosaico de pétalos, hojas entrelazadas de forma intrincada y flores jugando con la luz: para Tord Boontje, la naturaleza es una fuente inagotable de inspiración. Cautivado por el paso de las estaciones en los viñedos, el diseñador ha reinterpretado la naturaleza alegremente para crear un cuento de hadas en honor a la primavera:

un servicio de champagne coronado de anémonas cuyas copas florecen de la base de una cubitera. Dentro, en una terraza o en el jardín, a plena luz del día o bajo las estrellas; este imponente diseño convierte el ritual del servicio en un momento mágico: el gesto de coger la copa y la elegancia de la cuvée Belle Époque en perfecta armonía.