Belle Epoque Rosé Edición Limitada

Belle Epoque Rosé Edición Limitada de Vik Muniz

El encanto de un cuento capturado en una botella

En la vida, como en la naturaleza, ciertos encuentros alumbran una belleza única. Especialmente cuando ambas partes tienen mucho en común. Con estos antecedentes, los auspicios fueron favorables cuando Perrier-Jouët decidió unir sus esfuerzos a los del brasileño Vik Muniz, artista visual de renombre internacional, para diseñar la edición limitada de Belle Epoque Rosé 2005. Vik Muniz concibió un ensoñador encuentro entre un deslumbrante colibrí dorado y la emblemática anémona de Perrier-Jouët. El grácil pájaro brasileño, brillante como el oro, revolotea despreocupado sobre un lecho de flores en su incesante búsqueda de néctar. En ese instante, descubre la delicada belleza de los inmaculados pétalos blancos de la anémona que, complacidos ante tan galante escrutinio, se sonrojan ligeramente hasta alcanzar un tono rosado.

Descrito por el Chef de Caves Hervé Deschamps como «el vino más extravagante y sensual de la colección Belle Epoque», Belle Epoque Rosé 2005 es un champagne cuyo carisma y extravagancia reflejan con precisión el diseño de Vik Muniz que adorna su botella. Vik Muniz es un «artesano-hechicero» conocido en todo el mundo por sus obras directas elaboradas con materiales naturales de todo tipo, desde diamantes hasta polvo. Artista visual que se describe a sí mismo como «ilusionista analógico», Muniz utiliza, entre otros elementos, chocolate y azúcar o basura y juguetes para crear las imágenes que graba con su cámara. Durante los últimos quince años, la extensa obra de Vik Muniz se ha expuesto de forma monográfica en los museos y galerías más importantes del mundo, como el Metropolitan Museum of Art de Nueva York, el Centro de Arte Reina Sofía de Madrid o el Pabellón de Brasil en la Biennale de Venecia.